EL REINO DE ARAUCANIA Y PATAGONIA


última actualizacion:

 

El Reino de Araucanía y de Patagonia El Reino de Araucanía y de Patagonia fue fundado en 1860 por los indios Mapuche en el territorio que ocupan actualmente las Repúblicas de Argentina y Chile. Orélie-Antoine de Tounens, un procurador francés que vivía en Araucanía, fue elegido por los Mapuche para ser el primer Rey de Araucanía y Patagonia. En 1862, el Rey Orélie-Antoine fue hecho prisionero por soldados chilenos y expulsado a Francia después de un largo cautiverio. Organizó tres expediciones para reclamar su trono y agrupó a los Mapuche contra la República de Chile que había invadido y colonizado los territorios Mapuche. El Rey Orélie-Antoine murió en 1878 en Tourtoirac, Francia.

Aunque la Casa Real ha estado en el exilio en Francia durante más de un siglo, nunca ha renunciado a sus derechos desde el punto de vista internacional. Actualmente el Príncipe Felipe de Araucanía está a la cabeza de la Casa Real de Araucanía y Patagonia, en estrecho contacto con los grupos Mapuche tanto en América del Sur como en Europa. Ha intervenido en la ONU ante el grupo de trabajo sobre las poblaciones indígenas como representante de los Mapuche que viven en Argentina.

Es importante hacer la diferencia entre estado, que es una institución política, y nación, que representa a un grupo de personas unidas por una lengua, una cultura y una historia común. Mientras que el Reino de Araucanía y Patagonia dejó de existir y ya sólo es un recuerdo histórico, la Nación Mapuche ha preservado su identidad cultural a pesar de los esfuerzos en común de los gobiernos coloniales y republicanos tanto para exterminarlos – como sucedió en Argentina – como para incorporarlos a la fuerza a una cultura occidental, la europea – como sigue siendo el caso de Chile, a través de leyes que destruyen la cultura, las tradiciones, la lengua y la posesión de tierras de los Mapuche.

Para más información sobre la Nación Mapuche, puede visitar la página: La Nación Mapuche.